El regimen conservador argentina

Relaciones Exteriores y Culto: Carlos A. Ver: Yrigoyen y el petróleo argentino. La segunda presidencia y el fin: Pero el desprestigio del gobierno de Alvear arrastra también a los antipersonalistas y eleva la personalidad de Yrigoyen.

Ya casi nadie duda del resultado de las próximas elecciones presidenciales y un intento de golpe militar fracasa.

Gobierno de Hipólito Yrigoyen Conflictos y Causas de su Caída

Se distribuyen empleos, se encarcela a los radicales, se los amenaza. Y el 12 de octubre deal asumir nuevamente la Presidencia de la Nación, otra vez Yrigoyen es ovacionado. Pero ahora un cordón de soldados se alinea en la calzada, por orden de Alvear, e impide el desborde de la multitud. Yrigoyen mantiene la política iniciada en su primer gobierno. Hoover le contesta que repudia esa política intervencionista e Yrigoyen le replica que, por supuesto, desaprueba la intervención norteamericana en Nicaragua.

Pero Yrigoyen comienza a mostrar lentamente los signos de la vejez y la lentitud que caracterizó su primer gobierno adquiere ahora enorme gravedad pues paraliza la administración.

Los papeles se amontonan en su despacho y se retardan por meses. Lencina, hijo de una familia mendocina de gran arraigo es asesinado y se culpa a Yrigoyen. Este hecho marca el derrumbe del prestigio del caudillo.

En este clima, un joven intenta asesinar a Yrigoyen y es acribillado por la custodia. Los primeros meses de nos muestran a un Yrigoyen envejecido, enfermo.

El regimen conservador argentina

Sus enemigos tienen resuelto ya el golpe de Estado. El desorden administrativo, las arbitrariedades, el asesinato de Lencina, son usados por los diarios para apoyar a los golpistas y a las empresas petroleras —que pierden millones de pesos a causa de la política Yrígoyenista—. En marzo, por primera vez en 17 años, los radicales son derrotados en la Capital en las elecciones para diputados.

Otro tanto ocurre en Córdoba. El pueblo de Entre Ríos se dispone a defenderse por las armas pues se rumorea la intervención a esa provincia; este suceso promueve aguerridas manifestaciones en las calles porterías, Muchos radicales comprenden que Yrigoyen debe abandonar el poder, pero nadie se atreve a decírselo, sobre todo porque él no se da cuenta de su declinación mental.

La revolución se espera de un día para otro. Aparte de los jefes militares, se cuentan entre los golpistas activos, jóvenes de la oligarquía porteña —influidos por ideas fascistas—.

Pero el golpe tiene el apoyo de toda la oposición y la indiferencia copular. Violentas manifestaciones estudiantiles precipitan los sucesos y el 5 de setiembre Yrigoyen delega el mando en el Vicepresidente. Es tarde: el 6 estalla la revolución. Luego de algunos tiroteos las tropas llegan frente a la Casa Rosada donde ondea la bandera que ofrece la rendición.

Grupos de exaltados saquean e incendian, entre otras, la casa radical. José E. Uriburu es ya Presidente Provisional. Yrigoyen parte a La Plata y allí renuncia a su cargo; mientras tanto, los exaltados han asaltado su casa y quemado sus muebles, sus libros, sus papeles.

Desde la isla asiste al des-prestigio de la dictadura de Uriburu. En se realizan las elecciones y triunfa el candidato de los conservadores: Agustín P.

En febrero deun día antes de la transmisión del mando, termina el cautiverio de Yrigoyen. También en las calles se organizan manifestaciones que vitorean a Yrigoyen y lanzan gritos hostiles contra el gobierno. Durante los meses siguientes ejerce la jefatura del radicalismo. Su salud ha mejorado y se lo ve —como siempre— sereno, amable, sentencioso. Tiene 80 años. A mediados de enero de regresa a Buenos Aires por consejo médico.

Se lo ve muy enfermo y se habla de una vieja afección bronquial. A pesar de una breve mejoría, su mal se agrava a principios de julio. Los diarios dan la noticia y una multitud comienza a reunirse frente a su casa. El 3 de julio a las 7 y 20 de la tarde, se abren los balcones y un hombre pide a los presentes que se descubran. Pero no ha muerto. Lisandro de la Torre quiso unificar a liberales y conservadores de distintas provincias en el Partido Demócrata Progresista pero no lo pudo conseguir.

El Radicalismo era un partido político bastante organizado de alcance nacional, apoyado por comités distribuidos en todo el país. Los conservadores eran un grupo heterogéneo de ideas políticas, poco organizado, pero convencidos de su triunfo electoral.

Formaban parte del mismo todos los políticos que habían llegado al poder en de la mano de Julio Argentino Roca, es decir representaba al oficialismo. Fue un gobierno nacionalista y popular.

Yrigoyen representaban a los sectores bajos y medios de la sociedad que desde principio de siglo se oponían a la conducción política de la vieja dirigencia oligarca. Estos sectores habían sufrido un cambio intelectual debido a su preparación educativa gratuita leyy exigían su participación política y mejoras de las condiciones laborales. Surgieron los primeros sindicatos que se reproducen por todo el país presionando cada vez mas al gobierno.

Su gobierno trató desde un primer momento repartir mas equitativamente las riquezas del estado y las ganancias generadas del modelo agro exportador vigente. Debió soportar los efectos de la Primera Guerra Mundial, ya que hubo una caída importante de las exportaciones durante los 2 primeros años de su gobierno.

La humillación llevada a sus extremos servía a los militares para decidir quién merecía formar parte, o no, de la especie humana. Si el hombre apareciera tendría un tratamiento equis.

Y si la aparición se convirtiera en certeza de su fallecimiento, tiene un tratamiento zeta. Da Silva Catela Ludmila coord. Foucault Peeling visage dijon, Surveiller et punirParís, Gallimard, Samojedny Carlos, Psicología y dialéctica del represor y el reprimido: Experiencias en la unidad carcelaria 6 RawsonBuenos Aires, Roblanco, Se encuentran en el libro de García-Romeu, Joséop. La traducción es nuestra. La operación penitenciaria, si quiere ser una verdadera reeducación, debe totalizar la existencia del delincuente, hacer de la prisión una especie de teatro artificial y coercitivo donde hay que reformarla por completo.

Pero no fue así. Algunas tuvieron que reconfigurarse para poder aplicar el tratamiento previsto para los detenidos. La prohibición de las visitas de contacto, por ejemplo, desembocó en la construcción de locutorios de vidrios en los presidios que no los poseían. Las sanciones debían cumplirse en celdas de castigo, que tuvieron que ser construidas en ciertos penales.

Amandine Guillard est docteure en littérature latino-américaine et boursière postdoctorale du Conicet Conseil national de recherches scientifiques et techniques.

Ses recherches portent sur les formes alternatives de témoignages dans les années en Argentine, plus particulièrement sur la poésie carcérale et concentrationnaire de la dernière dictature ainsi que la correspondance des prisonniers politiques. Elle a publié des articles sur ces sujets en Europe et en Amérique latine. Cahiers des Amériques latines. Sommaire - Document suivant. To demonize in order to punish: justifying punishment during the last Argentinian dictatorship Résumés Español Français English.

Plan Demonizar. Notes de la rédaction Texte reçu le 1 er avrilaccepté le 4 janvier